SIN SABER DE LETRAS


El callejón vacío

Lunes, 01 Septiembre 2014 17:20 Visto 2986 veces

Si le preguntáramos a cualquiera sobre sus mejores recuerdos y los momentos más significativos de sus vidas, de seguro la mayoría se remitiría a su infancia, o por lo menos, eso haría yo. Soy nacido y criado en un callejón: un espacio largo y estrecho entre paredes, casas, o elevaciones de terreno, situación muy frecuente en los barrios populares de mi país.

Mi callejón de infancia es muy singular. Quizás no sea el más famoso de mi sector, pero siempre estuvo lleno de gente con muchos principios y valores humanos intachables. Recientemente visité esa parte de mi ser con la misma esperanza de encontrarme con seres queridos y vaya sorpresa la que me llevé.

En la actualidad es cuando más personas viven en él, los vecinos han construido casas de varios niveles y los antiguos patios se han llenado de viviendas. Sin embargo, ya no están ahí Uvan, Papo, Monkey, tía Teté, Altagracia, Genao, doña Luisa, ni están tampoco Negrito el carnicero o Viterbo, quienes vivían enfrascados en tremendas discusiones por los espacios, sin una razón lógica para ninguno. No están tampoco otros pero la falta más significativa y que me hizo ver el callejón vacío fue la ausencia de mi madre, quien murió el año pasado y aún pienso que la encontraré cuando visite mi amado callejón.

Modificado por última vez en Jueves, 07 Mayo 2015 17:24

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.